Sofás de tres plazas

Se diseñan unos sofás para un salón con solado de mármol en damero blanco y negro.

Los sofás están diseñados a medida, para tener una postura erguida, con el apoyo total de la espalda en el respaldo y poder apoyar las piernas al mismos tiempo sobre la mesa de centro diseñada a tal fin, o sobre el sofá sentándose de lado. Así que tienen un fondo mucho menor que lo habitual, lo que era uno de los objetivos del diseño, ya que al estar tapizados en negro no se quería que resultasen visualmente masivos.

El tamaño de los sofás permite disponerlos enfrentados o L, en el espacio para el que se han diseñado.

Además se quería poder dormir la siesta en ellos con una postura totalmente horizontal, para lo que los cojines traseros se pueden girar colocándose en los brazos, que tienen la misma medida que el ancho de cada plaza, con lo que se obtiene una superficie plana super cómoda de 64 x 184 cm, con almohada.

PLANOS