reforma y decoración de un apartamento en La Coruña

El inmueble es un apartamento de obra nueva adquirido sobre plano, situado en Oleiros, La Coruña.

Tiene 36,32 m2 útiles y al estar ubicado en la última planta del edificio, la primera decisión fue abrir un hueco en la cubierta y poner unas Velux sobre el área de comedor, para intentar ampliar el espacio y ganar luminosidad. Además la apertura del hueco ha permitido hacer un altillo, en el que hay espacio suficiente para un futón.

Para incrementar todavía más la sensación de amplitud, se ha optado por decorar la casa con pocos elementos, pero muy seleccionados: los sofás y butacas son muebles de pequeño tamaño, tapizados en tonos claros; las mesas de centro y comedor son de vidrio y aspecto ligero; se ha diseñado una cocina con acabado de laca blanca.

Las paredes se han pintado en color gris muy claro y el baño se ha solado y alicatado en mármol blanco. En la zona de paso hacia el dormitorio se ha diseñado un mueble a medida, que ocupa el paramento de suelo a techo y resuelve el almacenamiento de la casa, además de albergar la escalera telescópica de acceso al altillo.

Un aparador escandinavo de madera de los años 50, la maqueta de un barco, los cuadros, cojines y textiles, aportan calidez a la casa y completan su mobiliario.

Todos estos elementos, el hueco abierto en la cubierta y la terraza de la vivienda, hacen que el apartamento parezca mucho más amplio de lo que en realidad es y resulte un hogar agradable y acogedor.