Vivienda unifamiliar

Esta vivienda unifamiliar pareada, se sitúa en una parcela con bonitas vistas al campo en el municipio de Villanueva de la Cañada. Las necesidades de los clientes, requerían agotar la edificabilidad, para lo que se diseñó un edificio de tres plantas, con la altura máxima de la edificación permitida en las ordenanzas y una superficie construida de 306,01 m2.

Partiendo de una forma básica rectangular en planta, obligatoriamente adosada a la edificación colindante, la vivienda se diseña buscando el máximo soleamiento posible: se crean terrazas exteriores en distintas fachadas, extendiendo el rectángulo inicial hacia el exterior, y un zaguán de entrada y un gran patio interior, que lo horadan, de forma que los paramentos que reciben luz natural se multiplican.

En este proyecto conseguimos uno de los objetivos de nuestra oficina, la aplicación de medidas de ahorro energético y sostenibilidad más allá de lo obligado por normativa: dada la naturaleza del proyecto, se vio que era factible y muy rentable a medio-largo plazo, emplear energía geotérmica para la obtención de agua caliente sanitaria y climatización.

Las necesidades energéticas anuales de 27.232 KWh/año quedaban cubiertas mediante dos perforaciones de 90 m de profundidad, dos colectores y una bomba de calor geotérmica. Por un lado, empleábamos una energía peremne, limpia y con bajas emisiones de CO2 olvidándonos también de las fluctuaciones del mercado de los combustibles, y por otro, conseguíamos un ahorro de 17.316 KWh/año, en comparación con un sistema de climatización con bomba de calor aire-agua (con gas natural como combustible) y paneles solares para acs.

El ahorro energético del sistema empleado es del 49,87% y el ahorro en emisiones de CO2 del 62,69%.