Reforma y decoración DE local de hostelería

El local está situado en la calle Serrano de Madrid y tiene una superficie útil de 49,05 m2 en planta baja y 69,88 m2 en planta sótano.

Tenía unos acabados muy poco atractivos y totalmente desfasados, por lo que requería una reforma integral, con una zona de barra para tomar tapas de pie en la planta de calle, otra en el porche lateral exterior y un comedor para menús en la planta inferior, para el máximo número posible de comensales.

Toda la obra se ejecutó en el mes de agosto, coincidiendo con el cierre del bar por vacaciones.

Se diseña un sistema de lamas de acero inoxidable mate para recubrir las fachadas, generando un aspecto en acabado metálico curvo tipo “dine in” americano. Los pilares exteriores se forran de este mismo material y se diseña una ventana de guillotina para la barra exterior y una puerta de acceso con ojo de buey de forma oval, también realizadas en acero inoxidable. Sobre ambas fachadas se coloca un rótulo luminoso de color azul.

El acero le da mucho carácter al local y es a la vez un material resistente y fácil de limpiar, por lo que se emplea también en el solado interior de ambas plantas, realizado con chapa lacrimada de acero al igual que el rodapié. Las barandillas y pasamanos de la escalera y el reposapiés de la barra son de tubo de acero mate. Las papeleras de la barra y la banda superior sobre la que se colocan unos ganchos para colgar bolsos y abrigos se realizan también en acero.

Para darle calidez al local, se utilizó una pintura tipo tupré, muy texturizada y parecida al revoco. La planta superior se acaba en azul y la inferior en un color albero más cálido y luminoso.

En la barra se ha querido emplear un material cálido como la madera, en un tono anaranjado. Se ha diseñado un botellero superior traslúcido en madera, cubierto de malla de acero por el exterior e iluminado por el interior. Sobre el dintel de la ventana que da al patio posterior y que sirve de asiento en el primer tramo, se ha colocado una tapa de protección de la misma madera.

Se ha diseñado un falso techo traslúcido con el que se aumenta visualmente la altura del local en planta baja, realizado con la misma malla de acero que el botellero, colocada sobre un entramado de perfiles de chapa de poco espesor.

Para la iluminación interior se han utilizado apliques de vidrio opal, de forma circular en planta baja y de forma cuadrada en la planta inferior, que dan una luz cálida.

En los baños se realizaron encimeras de obra con lavabos de porcelana blanca encastrados y grifos de pared. Toda la superficie se ha alicatado con gresite azul a juego con los tonos empleados en el resto del local.

ESTADO NICIAL

OBRA

PLANOS