Residencia asistencial

Se construye una residencia de 4.873,71 m2 para hospedar a 90 discapacitados psíquicos gravemente afectados, con diversas patologías asociadas, trastornos de conducta y un nivel muy elevado de dependencia, quienes requieren unas condiciones de habitabilidad sumamente especificas.

Cuestiones como la accesibilidad  del edificio, la orientación espacial de los usuarios, la seguridad, higiene o la resistencia de materiales y acabados, junto con una apuesta por el ahorro energético y la sostenibilidad, son el punto de partida de un proyecto que nos dio la oportunidad de repensar las necesidades de un conjunto de población frecuentemente olvidado y plantearnos de qué manera podíamos contribuir a mejorar sus condiciones de vida a través de su entorno.

El edificio debía ser un hogar seguro: acogedor, alegre, amable y fácil de usar.

Un cuidado empleo de la luz natural, de la vegetación y de los colores de los acabados y su efecto sobre las emociones, junto con una clara distribución del programa fueron claves para conseguir nuestro objetivo.


Además se tuvieron en cuenta cuestiones relativas a la percepción visual, al confort ambiental, y a las condiciones optimas de soleamiento y temperatura especificas de un colectivo con movilidad reducida; se dimensionaron zonas de circulación y estancia superando ampliamente las dimensiones especificadas para este colectivo en la normativa vigente; se diseñaron elementos de protección en paramentos y puertas de paso, para evitar accidentes; se realizó el diseño de puertas de paso a medida con dimensiones superiores a lo estándar y características adecuadas al traslado de sillas de ruedas y camillas, (colocación de ojos de buey, protección de cantos y zócalos, etc.);  se seleccionaron acabados de gran dureza y fácil limpieza, y por último se realizó una cuidadosa selección de mobiliario, muy resistente y sin tornillería vista.



La residencia se desarrolla en planta baja, en un plano continuo, situado en la cota cero, en el que las distintas áreas; administración, área terapéutica, medico-sanitaria, zonas de estar, área educativa, área de comedor y de dormitorios A, B y C, se articulan en torno a 6 patios vegetales interiores, comunicados por un eje longitudinal discontinuo.

Los planos de cubierta se situan a distintas alturas, provocando la contracción o expansión de los espacios interiores en función de su uso y permitiendo la iluminación natural en toda la planta, así como la aplicación de estrategias de ventilación cruzada de las salas o de iluminación solar de doble orientación.

La planta semisótano se destina a dependencias para el personal (más de 100 empleados para los 90 residentes), instalaciones y lavandería industrial.

Desde el exterior, el edificio se visualiza como una sucesión de cuerpos edificatorios de diversa morfología; un juego de volúmenes con diferentes alineaciones y alturas.


En fase de proyecto se realizó un estudio pormenorizado del comportamiento energético del edificio modelizado en 3D, en el que se testaron tanto el diseño del edificio como de sus instalaciones, aplicándose finalmente las siguientes medidas:

  • Aprovechamiento de la luz natural mediante la doble orientación de los espacios interiores, y disposición de lucernarios, de forma que durante el día no es necesario el uso de iluminación artificial en toda la planta baja, lo que supone un considerable ahorro en el consumo eléctrico.
  • Instalación de paneles térmicos. Estudio de sombras, impacto de la radiación luminosa y su incidencia sobre los paramentos del edificio, así como del recorrido solar a lo largo del año en el edificio, tras lo que se decidió la ubicación de los paneles solares sobre las zonas de baño de las áreas de dormitorios.
  • Valoración de la incidencia sobre los consumos energéticos del edificio de la colocación de fachada ventilada en los períodos estivales e invernales, frente a fachada sin ventilar, seleccionando una fachada de comportamiento térmico óptimo, con la capa de inercia térmica situada hacia el interior, tipo SATE.
  • Incidencia de las características del vidrio sobre los consumos energéticos del edificio, con una cuidada selección de los mismos tanto para los paramentos verticales como los horizontales, atendiendo a las distintas orientaciones y a la existencia o no en cada caso, de otros elementos de protección solar.
  • Estudio de afección de la ventilación natural sobre la refrigeración del edificio, mediante el uso de ventilaciones cruzadas y la existencia de tiros naturales constituidos por patios vegetales, con sistemas de apertura específicamente dimensionados a efectos de la renovación de aire calculada.
  • Selección de sistemas de climatización de tipo sostenible, tales como suelo radiante refrescante y techos fríos alimentados por paneles solares.
  • Elaboración de medidas de ahorro para el consumo de agua, con la recuperación del agua de lluvia para el riego de jardines, abastecimiento de la red de fluxores y lavandería industrial, en dos aljibes de 183 m3 de capacidad cada uno.
  • Estudio de medidas de protección solar, tales como marquesinas y celosías y disposición de arbolado de hoja perenne ó caduca según su orientación.